jueves, 14 de noviembre de 2013

ACTO 3: LA DIVINA BRONCA



- Me has fallado Actán.
- Solo quise retocar tu gran obra.
- Crear lo ya creado.
- Recrearme en tu obra maestra para darte gozo.
- Puesto que ese es tu deseo, viajarás durante varios ciclos.
- Eterno me parece tu castigo.
- No es el final, comprende que tu obra no fructifica
y has dañado la mía irreversiblemente.
- No lo puedes todo ¿acaso?
- No me tientes, el futuro no está en tus manos,
ni en tus labios propagarlo.
- Propagué la llama de tu sabiduría.
- Querías mi poderío, alcanzarás eterno poder sobre las sombras.
- Me condenas a ser el guardián de los seres de arcilla.
- Solo del barro, no de su alma que es un reflejo de la mía.
- Permite que me quede.
- ¡No es posible, diablo!
- Besaré las huellas de tus pasos.
- Semejante hice a la serpiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario