jueves, 20 de octubre de 2011

CUENCA ENCANTADA

¿Eres hombre de asfalto

barro de hombre

o cuento de vieja

cantándole a la hoguera?

Camina, hombre de piedra.
  

¿Eres esclavo de la luz y de la idea

tesorero de soles y costumbres

o sombra

que apenas llega se desvanece?

Camina, hombre de niebla.


Soy de un camino perdido

más allá de las estrellas.

El camino que transitan

los caballeros de piedra.

viernes, 14 de octubre de 2011

Idea de Conjunto

 

Alguien a tu lado engulle una naranja:

“no te dejes apresar por su dulzura

           -le dices susurrante-,

la cosecha de este año fue peor”.

La respuesta se adivina a tu lado

           -pequeño sol destripado-,

escupiendo desde las encías:

“el desastre no fue definitivo

           -responde su mirada de estómago-,

al menos esta se salvó”.


domingo, 9 de octubre de 2011

EL PASTOR DE ALDEABONE

Dicen que canté en la barriga de mi madre. Nací en un pequeño pueblo de la campiña italiana, Aldeabone.
Mis padres me llevaron un día a la feria de ganado en la capital de la comarca, mientras yo saboreaba una nube de algodón de azúcar, una gitana me leyó el futuro en la palma de la mano, me dijo que llevaría sobre los hombros una gran responsabilidad, que mi número era el cinco, y mi color el blanco.
Yo hacía diabluras con el balón, intentando emular a mi ídolo Zinedine Zidane, que casualmente llevaba la camiseta blanca del Real Madrid, con el número cinco en su dorsal.
Lo de la responsabilidad me llegó más adelante cuando después de una larga carrera en el seminario, pasando por todas las etapas, sacerdote, obispo, cardenal, como un gusano en su viaje, capullo, crisálida y mariposa, me nombraron guía espiritual de media humanidad.
Aún hoy por los largos pasillos del Vaticano, hago algún amago de ruleta con los guardias suizos.
Ellos no pestañean, pero yo sonrío pensando qué bella es la vida.

jueves, 6 de octubre de 2011

EN EL JARDÍN DE MI CASA





Jesu 6 años
En el jardín de mi casa
tengo un zoo particular:
una rana que se llama Ana,
el caracol en la flor,
un ciempiés que se hizo un lio
con las botas de su tío,
y una hormiga despistada
que es amiga de una hada.

En el jardín de mi casa
¿quién lo puede sospechar?
hay un pájaro encantado,
encantado de jugar
al corro de la patata
con toda la vecindad.

Tengo un zoo tan divertido,
¿quién lo quiere visitar?


Jesu 1998