domingo, 27 de septiembre de 2015

LA GÁRGOLA


Procura no pisar mis sueños,
caballero de la nave espacial,
ni las alas de terciopelo rotas
y recosidas con alambre de púas.

Mis párpados alquitranados
derraman lágrimas de sangre,
y vuelan mis pensamientos
como murciélagos muertos.

El viento aúlla antiguos recuerdos,
araña la tierra el corremundo
abrazado a la cruz de metal.

Barro que el tiempo desgrana
en la fría y sucia losa amortajada
con el camisón de los desaparecidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario